05 setembro 2016

Coautora del pedido de impeachment: Janaína Paschoal: “Estoy aliviada y con la conciencia tranquila por la salida de Dilma”

En entrevista con La Tercera, Paschoal dice que “no hizo esto por Michel Temer”. “Sufrí mucho en este proceso”, asegura.

Por: Fernando Fuentes

Como si se tratara de un parto, pasaron casi nueve meses desde que el pasado 2 de diciembre el entonces presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, aceptara el pedido de impeachment contra Dilma Rousseff presentado por la abogada Janaína Paschoal -en conjunto con Miguel Reale Jr. y Hélio Bicudo- hasta que finalmente este miércoles el Senado destituyera de su cargo a la Presidenta brasileña. En esta entrevista con La Tercera, Paschoal dice que se siente “aliviada” y con la “conciencia tranquila”.

Usted entró a la historia como la coautora de un proceso que llevó a la destitución de Rousseff. ¿Está feliz con ello?

Yo no encuentro que, frente a tamaña crisis, el término correcto sea feliz. Yo estoy aliviada, con la conciencia tranquila y con el sentimiento de que no me omití.

¿Cómo evalúa la decisión del Senado de no inhabilitar políticamente a Rousseff? ¿Cree que esta resolución da argumentos a aquellos que creen que se trató de un “golpe parlamentario”?

Muy por el contrario. Esa decisión es prueba de que, hasta el final, los pleitos de la defensa fueron considerados. Muestra que el Senado, a pesar de reconocer la ocurrencia de delitos y aplicar la pena de pérdida del mandato, procedió también con humanidad. No veo la obligatoriedad de aplicar la pena máxima. Desde el principio, yo dije que el Senado era soberano. No puedo, ahora, decir que es soberano para la parte que me satisface, pero no para la otra. La decisión debe ser respetada.

Poco antes de finalizar su primer discurso en el pleno del Senado, usted se disculpó con Rousseff. “Yo le causé sufrimiento”, le dijo. ¿Es difícil para usted, como mujer, ser vista de alguna forma como la responsable de la destitución de la primera mujer Presidenta de Brasil?

Yo no veo a las personas por el sexo, o por el color de la piel, o por la religión. Pero sé que todos los acusados y condenados, incluso siendo culpados, sufren con la situación. No soy una punitivista fría. Las personas confunden querer hacer lo que es justo con querer hacer al otro sufrir. En cuanto a que la Presidenta fuera mujer, yo pensé mucho y concluí que “nadie puede ser perseguido por ser mujer; sin embargo, nadie puede ser protegido por ser mujer”.

El abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo, dijo que le “pedía a Dios que algún día un nuevo ministro de Justicia tuviera la dignidad de pedirle disculpas (a Dilma)”. ¿Qué opina usted de esta declaración?

El abogado de Dilma es más político que abogado, él quiso entrar en mi tono. Hay que recordar que él integró el gobierno de ella, fue ministro por varios años. Más que defendiendo a Dilma, él está defendiendo el proyecto del PT.

¿Por qué usted afirmó que el nuevo Presidente Michel Temer “tiene una deuda conmigo”?

Porque yo sufrí mucho en todo este proceso. Quiero que él sepa que no fue fácil y que él sí tiene el deber de ser el mayor Presidente de todos los tiempos. Nuestro país no aguanta más crear expectativa y luego decepcionar.

Las encuestas muestran que Temer tiene tanto o más rechazo que Dilma. ¿Considera que él ofrece garantías de estabilidad? ¿Cómo imagina su gobierno?

No hice esto por Temer. No voté por él. Quien votó por Temer fueron los petistas. El asumió el poder porque la Constitución Federal dice que, en impedimento del Presidente, asume el Vicepresidente. Sólo por eso. Yo no lo conozco, pero sé que es profesor de Derecho Constitucional. Esto le confiere las condiciones para entender la importancia de luchar por el fortalecimiento de las instituciones, así como por su independencia.

Fonte: Latercera

Deixe um Comentário